LA SAGRADA FAMILIA: JESÚS, MARÍA Y JOSÉ

Esta es la homilía del día 28 de diciembre de 2008.





Resumen de la homilía:

José y María, llevan al Niño al Templo y cumplen con la Ley judía.
El anciano Simeón, guiado por el Espíritu Santo, fue al Templo.
Profetizó que mucho aceptarían a Jesús y otros lo rechazarían.
Es el misterio de la libertad humana. Debemos dar a Dios nuestra voluntad.
Que una espada de dolor atravesaría el alma de María.
Simeón dijo: “Señor, ahora puedes dejarme morir en paz…”
Ana, una anciana muy religiosa, reconoció al Niño como el Salvador.
La Virgen María y S. José son modelos de fidelidad y obediencia a Dios.
Esos dos ancianos son modelos en la oración para reconocer a Jesús.
Fiesta de la Sagrada Familia donde Dios quiso nacer como hombre.
La familia es la primera comunidad de vida y de amor, donde se aprende a amar.

Las buenas familias son el fundamento de una buena sociedad.

______________________________


Estas son las lecturas del día 28 de diciembre de 2008 .


PRIMERA LECTURA


Lectura del libro del Eclesiástico (3, 2-6. 12-14)


Dios hace al padre más respetable que a los hijos y a la madre da autoridad sobre ellos. La persona que respeta a su padre borra sus propios pecados, el que respeta a su madre gana muchos méritos, Dios escucha la oración de la persona que respeta a su padre y a su madre y vivirá muchos años.
Hijo mío, persevera en respetar a tu padre y nunca lo abandones. Cuando tu padre sea viejo y enfermo no te avergüences, Si el padre ayuda al pobre Dios no lo olvidará, perdonará sus pecados y siempre le ayudará.

Palabra de Dios.

R. Te alabamos Señor.


SALMO RESPONSORIAL 127

R.-Feliz la persona que teme al Señor y obedece sus mandatos.

Feliz la persona que respeta al Señor
y obedece sus mandatos.
Comerás del fruto de tu trabajo,
serás feliz, vivirás bien.

R.-Feliz la persona que teme al Señor y obedece sus mandatos.

Tu mujer, como árbol con mucho fruto
dentro de tu casa;
tus hijos, como frutos de un árbol,
sentados en tu mesa.

R.-Feliz la persona que teme al Señor y obedece sus mandatos.

Esta es la bendición del hombre
que teme al Señor.
Que el Señor te bendiga
y veas el progreso de Jerusalén
todos los días de tu vida.

R.-Feliz la persona que teme al Señor y obedece sus mandatos.


SEGUNDA LECTURA

Lectura de de la carta del apóstol san Pablo a los Colosenses (3. 12-21)

Hermanos: Como elegidos de Dios, santos y amados, tengan misericordia, bondad, humildad, dulzura, comprensión.
Aguantarse unos a otros y perdonarse, cuando alguno esté enfadado con otro. El Señor les ha perdonado, hagan ustedes igual.
Y por encima de todas esas cosas, el amor, que les hace perfectos.
Que la paz de Cristo obre en vuestros corazones; enseñarse unos a otros con toda sabiduría; corregirse mutuamente.
Cantar a Dios, dadle gracias de corazón, cantarle con salmos y canciones inspiradas.
Y, todo lo que puedan decir o hacer, háganlo en nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre.
Mujeres, vivan fieles a vuestros maridos, como quiere el Señor. Maridos, amen a sus mujeres, y no se enfaden con ellas. Hijos, obedecer a vuestros padres en todo, que eso le gusta al Señor. Padres, no pongan nerviosos a vuestros hijos, para que no se desanimen.

Palabra de Dios.

R. Te alabamos Señor.

EVANGELIO

Lectura del santo Evangelio según san Lucas (2, 22. 39-40)

Cuando llegó el día de la purificación, como mandaba la Ley de Moisés, los padres llevaron al niño Jesús a Jerusalén, para presentarlo al Señor.
Y cuando cumplieron todo lo que mandaba la ley del Señor, volvieron otra vez a Galilea, a su ciudad de Nazaret.
El niño crecía, se fortalecía, y progresaba en sabiduría; y la gracia de Dios lo acompañaba.


Palabra del Señor.

R. Gloria a ti Señor Jesús.

-----------------------------------------

Purificación


Procesión con las candelas, "Candelaria"
"luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel" (Lc 2,32). La procesión con velas nos recuerda que La Virgen da luz a Jesucristo, Luz del Mundo, quien se manifiesta a su pueblo por medio de Simeón y Ana.
No se sabe con certeza cuando se iniciaron las procesiones en relación a esta fiesta, pero en el siglo X ya se celebraban con solemnidad. Después de la procesión los cirios se llevan a las casas para encenderse cuando hubiese necesidad de oración especial.
Historia de la Fiesta
A mediados del siglo V esta fiesta se conocía como "La Candelaria" o "Fiesta de las Luces". La Virgen Maria ha dado luz a la Luz del Mundo, Jesucristo y en esta fiesta El se manifiesta a Simeón y Ana.
Hasta el siglo VI se celebraba a los cuarenta días de la Epifanía, el 15 de febrero. Ahora se celebra el 2 de febrero, por ser a los cuarenta días de la Navidad.
De origen oriental, esta fiesta no se introdujo en la liturgia del Occidente hasta el siglo VII. Al final de este siglo ya estaba extendida en toda Roma y en casi todo Occidente. En un principio, al igual que en Oriente, se celebraba la Presentación de Jesús más que la Purificación de María.El Concilio Vaticano II restaura esta fiesta a su origen primariamente Cristológico, celebrándose como la Presentación de Jesús en el Templo.

Felicitación Navideña




Saludos y Felicidades a todos


Agustín

IV DOMINGO DE ADVIENTO

Esta es la homilía del día 20 de diciembre de 2008.





Resumen de la homilía:

En el primer domingo de Adviento el Profeta Isaías anuncia la venida del Mesías.

En el segundo y tercero es Juan Bautista el que nos invita a la conversión.

En este cuarto domingo la persona principal, es la Virgen María, la Madre del Mesías.

Dios elige a una mujer sencilla para su obra de salvación de la humanidad.

Dios la elige, pero le pide su libre colaboración. María tiene confianza  total en Dios.

María responde: “Aquí está la esclava del Señor, que se haga en mí lo que tú dices.”

La respuesta de María es peligrosa en la sociedad israelita y ante la ley judía.

¿Quién le creería que su hijo es obra del Espíritu Santo?

José, su novio, sufriría mucho, hasta que comprendió y acepto el plan de Dios.

María llena de alegría, canta: “Se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador.”

Su prima Isabel le dice: “¡Feliz tu porque haz creído lo que te ha dicho el Señor!”

Los cristianos debemos imitar a María en su espíritu de oración, humildad y fe total.

______________________________


Estas son las lecturas del día 21 de diciembre de 2008 .


PRIMERA LECTURA


Lectura del segundo Libro de Samuel (7, 1-5. 8b-12. 14. 16)


Cuando el rey David fue a vivir a su palacio, y el Señor le dio la paz con todos los enemigos, el rey dijo al profeta Natán: “Mira, yo estoy viviendo en casa de madera, y el arca del Señor está en una tienda.”

Natán dijo al rey: “Vete y haz lo que piensas, porque el Señor está contigo.” Pero aquella noche recibió Natán la palabra del Señor: “Vete y dile a mi siervo David: “Así dice el Señor: “¿Tú eres el que quiere hacerme una casa para que yo viva en ella? Yo te saqué de cuidar las ovejas, para que seas jefe de mi pueblo Israel. Yo estaré contigo en todas las batallas, derrotaré a tus enemigos, te haré famoso como a los más famosos del mundo. Daré un puesto a Israel, mi pueblo: lo plantaré para que viva tranquilo, y después no permitiré que los malos le hagan daño como antes, cuando nombré jueces para gobernar a mi pueblo Israel.

Te daré paz con todos tus enemigos, y, además, el Señor te dice que te dará herederos. Y cuando tus días se acaben y vayas a reunirte con tus padres, haré fuerte tu descendencia y fortaleceré tu reino. Yo seré para él padre, y él será para mí hijo. Tu casa y tu reino durarán siempre en mi presencia; tu reino permanecerá para siempre.”

Palabra de Dios.

R. Te alabamos Señor.


SALMO RESPONSORIAL 88

R.-Cantaré eternamente las misericordias del Señor.


Cantaré eternamente las misericordias del Señor,

anunciaré tu fidelidad por siempre.

Porque dije: “Tu misericordia es eterna,

más grande que el cielo es tu fidelidad.


R.-Cantaré eternamente las misericordias del Señor.


Hice una alianza con mi elegido,

jurando a David, mi siervo:

Te daré una herencia eterna,

Tú serás rey por siempre.


R.-Cantaré eternamente las misericordias del Señor.


Él me dirá: “Tú eres mi padre,

mi Dios, mi fuerza salvadora.”

Siempre le ayudaré,

y mi alianza con él será fuerte.


R.-Cantaré eternamente las misericordias del Señor.


SEGUNDA LECTURA

Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Romanos (16, 25-27)

Hermanos: A Dios que puede fortalecernos con el Evangelio que yo anuncio, predicando a Jesucristo, que estaba en secreto durante siglos y siglos, y ahora manifestado en la Sagrada Escritura por voluntad de Dios, para dar a todos los pueblos la fe. A Dios, único sabio, por Jesucristo, la gloria por los siglos de los siglos. Amén

Palabra de Dios.

R. Te alabamos Señor.

EVANGELIO

Lectura del santo Evangelio según san Lucas (1, 26-38)

En aquel tiempo, Dios envió al ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una joven virgen llamada María, prometida de un hombre llamado José, descendiente del rey David. El ángel Gabriel se apareció a la virgen María y le dijo: “Alégrate María, llena de gracia, el Señor está contigo ¡Tú eres bendita entre todas las mujeres!”

María se sorprendió al oír las palabras del ángel, y no comprendía lo que el ángel quería decirle. El ángel le dijo: “María, no tengas miedo, porque Dios está contigo. Quedarás  embarazada y tendrás un hijo, al que pondrás el nombre de Jesús,

Tu hijo será muy importante y lo llamarán Hijo de Dios Altísimo. El Señor Dios le dará el trono del rey David, su antepasado, y reinará por siempre en Israel, y su reino nunca se acabará.” 

María preguntó al ángel: “¿Cómo puede ser eso, porque yo todavía no estoy casada?”

El ángel le dijo: “Recibirás el Espíritu Santo y el poder de Dios obrará en ti, y por eso tu Hijo será Santo, y se llamará Hijo de Dios.

Mira, tu prima Isabel es estéril y anciana, y ya está embarazada de seis meses, porque Dios es Todopoderoso, puede hacerlo todo.” María dijo: “Yo soy la sierva del Señor, que Dios haga en mí lo que tú dices.” Y el ángel se fue.


Palabra del Señor.

R. Gloria a ti Señor Jesús.

-----------------------------------------

Alégrate María


Hermanos: este es el Mensaje de la Virgen, tan silenciosa y tan elocuente.  Como Ella  estamos llamados a ser mensajeros de paz cuando la violencia y la marginación duelen en el corazón y empequeñecen la convivencia entre las personas. Mensajeros de paz cuando  se siente que se prepara cualquier forma de lucha, cuando la desconfianza va destruyendo la esperanza y se ofrecen panoramas tristes, cuando parece que ya nadie es bueno porque todo está corrompido. 

En estas situaciones  necesitamos, como María, elevar nuestra oración al Cielo. Con Ella y por Ella, para ser mensajeros de paz, de comunión.  Esta paz y comunión requiere que las busquemos donde Jesús está. Jesús no está en el poderoso ni en el triunfador sino en el hermano que sufre, en el pobre que le faltan cosas: el pan, el trabajo, el vestido, la casa, la educación, el cariño, la familia En el hermano al que le han quitado las cosas, hasta la fama y la reputación.  Allí esta Jesús. 

Ser  mensajeros de paz con Jesús es dar al hermano lo que necesita: junto con el pan, el vestido y el servicio afectuoso, necesita la verdad, que es pan para el espíritu. Es la verdad que se hace comida y se convierte en solidaridad. El hermano junto a mí necesita el respeto cuidadoso de su fama, de su reputación de su condición social. 

 Jesús está en los que son indefensos frente a los poderosos que muchas veces los convierten en víctimas de una explotación feroz. 


 
Mensajeros paz para amar, como decía Jesús, a los que te hacen el mal, pidiendo que todos aquellos que se sienten  seguros e intocables por el poder que tienen sientan, en su corazón,  la necesidad de la Misericordia, de la solidaridad, de la Verdad. 

Mensajeros de paz significa pedirle al Señor que toda comunicación nuestra, en casa, con los demás, en el lenguaje, sea un camino de unión: que toda comunicación sea comunión. 

Así vivió la Virgen María.

III DOMINGO DE ADVIENTO

Esta es la homilía del día 6 de diciembre de 2008.





Resumen de la homilía:

El Señor viene, ya está más cerca.

Viene a darnos la Buena Noticia: Dios es Padre y te ama.

Viene a consolar, a curar, a liberarnos del pecado.

Juan Bautista es el Testigo de Jesús, lo vio y anunció.

¿Conocemos de verdad a Jesús o sólo sabemos su historia?

¿Tenemos experiencia de su presencia en nuestra vida?

S. Pablo nos dice: “Estar siempre alegres.”

Con tantos males y sufrimientos ¿podemos estar alegres?

La alegría cristiana está en la presencia del Señor que nos salva.

Una alegría interior, que tenemos aún en los dolores y dificultades.

¿Somos testigos del Señor como Juan Bautista?

¿Damos testimonio con nuestras palabras y con la vida?

Dicen: Esa persona se nota que vive con el espíritu de Jesús.

______________________________


Estas son las lecturas del día 14 de diciembre de 2008 .


PRIMERA LECTURA


Lectura del Libro de Isaías (61, 1-2a. 10-11)


El Espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha ungido. Me ha enviado para dar la buena noticia a los que sufren, para vendar los corazones heridos, para proclamar el perdón y la libertad a los presos, para anunciar un año de gracia del Señor.

Me lleno de gozo con el Señor, y me alegro con mi Dios: porque me ha puesto un traje elegante y me ha envuelto en un manto de triunfo, como el novio que se pone la corona o la novia que se adorna con joyas.

Como el suelo hace brotar las plantas, como un jardín hace nacer las semillas, así el Señor hace obrar la justicia y las canciones en todos los pueblos.

Palabra de Dios.

R. Te alabamos Señor.


SALMO RESPONSORIAL

R.-Me alegro con mi Dios.


Proclama mi alma la grandeza del Señor,

se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;

porque ha mirado la humildad de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones.


R.-Me alegro con mi Dios.


Porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:

su nombre es santo,

y su misericordia llega a sus fieles 

de generación en generación.


R.-Me alegro con mi Dios.


A los que tienen hambre los llena de bienes

y a los ricos los despide vacíos.

Ayuda a Israel, su siervo, 

acordándose de la misericordia.


R.-Me alegro con mi Dios.


SEGUNDA LECTURA

Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses (5, 16-24)

Hermanos: Estad siempre alegres. Orar continuamente. Dar gracias al Señor Dios: Esto es lo que quiere Dios en Cristo Jesús que hagáis vosotros. Animar vuestro espíritu, no despreciar el don de profecía; examinarlo todo y quedarse con lo bueno.

Rechazar todo lo malo. Que el mismo Dios de la paz bendiga a todos. Y que todo vuestro espíritu, alma y cuerpo, sea guardado sin pecado hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo.  El que les ha llamado es fiel y cumplirá su promesa.

Palabra de Dios.

R. Te alabamos Señor.

EVANGELIO

Lectura del santo Evangelio según san Juan (1, 6-8. 19-28)

Vino un hombre enviado por Dios que se llamaba Juan: venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. Él no era la luz, era testigo de la luz.

Los judíos de Jerusalén enviaron sacerdotes a preguntar a Juan: “¿Tú quién eres?”

Juan contestó diciendo: “Yo no soy el Mesías.” 

Otra vez le preguntaron: “¿Tú eres el profeta Elías?, ¿Eres un profeta?” 

Juan contestó: “No lo soy.”

Entonces le preguntaron: “¿Quién eres tú para decírselo a las personas que nos enviaron a preguntarte? ¿Qué eres tú?”

Juan dijo: “Yo soy la voz que grita en el desierto: preparar el camino del Señor, igual que dijo el profeta Isaías.” 

Las personas que preguntaban a Juan Bautista eran fariseos. Y dijeron: “Entonces, ¿por qué tú bautizas, si no eres el Mesías, ni el profeta Elías ni otro profeta?” 

Juan contestó: 

“Yo bautizo con agua, pero entre vosotros hay una persona que no conocen, que viene detrás de mí, y yo no tengo categoría para ponerle los zapatos.”

Todas estas cosas se hacían en Betania, al otro lado del río Jordán, en donde Juan estaba bautizando.


Palabra del Señor.

R. Gloria a ti Señor Jesús.

-----------------------------------------

Juan Bautista


Juan decía: “Yo soy la voz que grita en el desierto.”

Martirio de San Juan: 29 de agosto

Precursor del nacimiento y de la muerte de Cristo.

Hijo de Zacarías e Isabel, prima de la Virgen María, es el precursor de Jesucristo. En esta misión se entrega totalmente viviendo en penitencia, austeridad, y celo por las almas. Bautizó a Jesús en el río Jordán.  Es el último y mas grande de los profetas del Antiguo Testamento ya que es puente con el Nuevo Testaento.

  Antes de la venida de Jesús, Juan proclamaba un bautismo de arrepentimiento [Hechos 13:24]. Juan fue enviado a cumplir la profecía del profeta Malaquías.

La humildad de Juan hizo posible que Dios hiciera grandes cosas por medio de él.  (Hechos 13:25) 

"Conviene que Él (Jesús) crezca, y que yo disminuya" -San Juan Bautista. 


II DOMINGO DE ADVIENTO

Esta es la homilía del día 6 de diciembre de 2008.





Resumen de la homilía:

Adviento, tiempo de espera y preparación para la venida de Jesús.

Juan Bautista: convertirse, porque está cerca el Reino de los cielos.

El Reino de los cielos es el mismo Jesús: Dios ha venido a nosotros.

En las lecturas de este domingo están: Isaías, S. Pedro, Juan Bautista.

El tema principal es la conversión: Arrepentirse y confesar los pecados.

Todos los días hay que convertirse, porque todos los días fallamos.

La conversión es un cambio de pensar, de sentir, de ser y de obrar.

Preparar el camino a la venida del Señor es quitar de nosotros: el orgullo, la soberbia, la ira, el egoísmo, la envidia, el odio y vencerlos con humildad.

Viene Jesús, que es nuestra Meta, y el Camino para ir al Padre,

Separados de Jesús no conseguiremos la salvación.

El final del tiempo es también el día de la muerte. ¿Estamos preparados?

______________________________


Estas son las lecturas del día 6 de diciembre de 2008 .


PRIMERA LECTURA


Lectura del Libro de Isaías (40, 1-5. 9-11)

“Consolad a mi pueblo, dice vuestro Dios; hablen al corazón de Jerusalén, gritarle, que su servicio ha terminado, y ya está pagado su culpa, pues el Señor le ha dado doble castigo por todos sus pecados.” Una voz grita: “En el desierto prepararle un camino al Señor, en  el campo seco hagan un camino para Dios: que los valles se levanten, que los montes se hagan llanos.” Porque aparecerá la gloria del Señor, y todas las personas verán que habló la boca del Señor. Súbete a un monte alto, grita sin miedo con voz fuerte, tú que llevas a Jerusalén la noticia. Dile a las ciudades de Judá: “Aquí está vuestro Dios. El Señor Dios viene con poder y su brazo manda. Trae todo lo que ganó con sus victorias, delante de él van sus premios. Como un pastor que cuida sus ovejas, su brazo las reúne, coge en brazos a los corderos, y hace recostar a las madres.”

Palabra de Dios.

R. Te alabamos Señor.


SALMO RESPONSORIAL 84

R.-Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación.


Voy a escuchar lo que dice el Señor:

“Dios anuncia la paz a su pueblo y a sus amigos.”

La salvación está cerca de sus fieles,

y la gloria estará en nuestra tierra.


R.-Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación.


La misericordia y la fidelidad se encuentran,

la justicia y la paz se besan;

la fidelidad brota de la tierra, 

y la justicia mira desde el cielo.


R.-Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación.


El Señor nos dará la lluvia,

Y nuestra tierra dará su fruto.

La justicia irá ante él,

La salvación seguirá sus pasos.


R.-Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación.


SEGUNDA LECTURA

Lectura de la segunda carta del apóstol san Pedro (3, 8-14)
 

Queridos hermanos: No olvidéis una cosa: para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día. El Señor cumplirá pronto su promesa, como algunos creen. El tiene mucha paciencia con vosotros, porque no quiere que nadie se pierda, el Señor quiere que todos se conviertan y se salven. El Señor vendrá de sorpresa, igual que el ladrón. Entonces el cielo desaparecerá con gran ruido y el mundo se acabará, por eso, nuestra vida debe ser buena y santa. Esperad la venida del Señor. Cuando desaparezca todo, nosotros tenemos confianza en la promesa del Señor y esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva, donde haya justicia. Por eso, queridos hermanos, mientras esperamos, tened cuidado para que al venir el Señor vea que estamos en paz con Él y sin pecados.

Palabra de Dios.

R. Te alabamos Señor.

EVANGELIO

Lectura del santo Evangelio según san Marcos (1, 1-8)

Comienza el Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. Está escrito por el profeta Isaías: “Yo envío mi mensajero delante de ti para que te prepare el camino. Una voz grita en el desierto: Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos.” Juan bautizaba en el desierto; predicaba que se convirtieran y se bautizaran, para que se les perdonase los pecados. Venía la gente de Judea y de Jerusalén, confesaban sus pecados, y él los bautizaba en el río Jordán. Juan iba vestido de piel de camello, con una correa de cuero a la cintura, y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre. Y proclamaba: “Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero Él os bautizará con Espíritu Santo.”


Palabra del Señor.

R. Gloria a ti Señor Jesús.

-----------------------------------------

La Conversión


En el Adviento, tiempo sagrado de preparación a la Navidad, al nacimiento del Hijo de Dios, el Mesías y Salvador, se vuelve más clara y urgente la llamada de la Palabra de Dios a la conversión. En este segundo domingo escucharemos la llamada de Juan Bautista: “Convertíos, porque está cerca el Reino de los cielos” (Mt 3, 2). El Reino de los Cielos es Cristo mismo. En Cristo y a través de Él, el Reino de Dios se hace presente aquí y ahora. Al nacer Jesús en Belén, Dios mismo entra en la historia humana de un modo totalmente nuevo, como aquel que obra y salva. Por eso, el Adviento llama de modo especial a la conversión a Dios, a prepararle y allanar el camino, al arrepentimiento y confesión de nuestros pecados; es un tiempo de gracia, pues Dios viene a nuestro encuentro.


Puede que la llamada a la conversión nos resulte tan conocida que nos deje fríos. O puede que nos hayamos situado de tal modo en un modo de vida sin Dios, que pensemos no estar necesitados de conversión porque ya no sintamos ni tan siquiera necesidad de Dios. Él nos ofrece de nuevo este tiempo de gracia, nos invita a volver nuestra mirada hacia Él, a dejarle el espacio que le corresponde en nuestra vida. Pues cuando Dios desaparece, comienza la desgracia del hombre.

 
La conversión a Dios es una llamada que vale para todos. Exige una cambio de la mente y del corazón, un cambio total en el modo de pensar, de sentir, de ser y de obrar. Necesitamos unos ojos nuevos para ver con los ojos de Cristo, una mente nueva para pensar como El y un corazón nuevo para sentir como El. Necesitamos renovarnos interiormente despojándonos del ‘hombre viejo’ para revestirnos del “hombre nuevo creado a imagen de Dios para llevar una vida santa” (Ef 4, 22-24). La inclinación al poder, al tener y a la autosuficiencia nos lleva a construirnos nuestro propio reino de espaldas a Dios, a instalarnos en él y a marginar a Dios y a su Reino.

.
Convertirse significa, pues, abandonar la propia suficiencia y la falsa seguridad en sí mismo y en los propios caminos en la búsqueda de la felicidad para retornar a Dios, a Jesucristo y a su Evangelio. Mejor: convertirse es dejarse encontrar por Dios que sale a nuestro encuentro en Cristo, dejarse abrazar por El, dejarse perdonar los pecados y reconciliar por Dios en su Iglesia, cambiar de orientación en la propia existencia y buscar el apoyo en Dios.

 
La figura de preparar el camino al Señor o allanar sus senderos de Juan Bautista expresa y exige por nuestra parte actitudes de humildad y rectitud, veracidad y justicia, fe y esperanza en la salvación que sólo Dios puede darnos. Esta es la buena noticia del Adviento: Dios nos ama y se acerca como Salvador. Si le dejamos entrar en nuestra vida, entonces todo cambiará en nosotros: la tristeza se convertirá en alegría, la desesperanza en fe, el miedo en fortaleza, la esclavitud en libertad, el egoísmo en amor.


Con mi afecto y bendición.


Casimiro López    

Obispo de Segorbe-Castellón

I DOMINGO DE ADVIENTO

Esta es la homilía del día 29 de noviembre de 2008.




Resumen de la homilía:

La Palabra Adviento significa “venida”.
En el Antiguo Testamento: ¡Ojalá se abriese el cielo y bajases!
Estar vigilantes, porque no sabemos cuando vendrá el Señor.
En la espera, con oración continua, fe firme y caridad incansable.
El Señor vino hace más de dos mil años, y celebramos su nacimiento.
La segunda venida no sabemos cuando será, pero es seguro que viene.
No hay que tener miedo a su venida si le amamos y somos fieles.
Si de verdad le amamos, nuestra oración debe ser: ¡Ven, Señor Jesús!
Nuestro corazón nos dice que el Señor viene todos los días y nos llama.
Especialmente viene en la Santa Misa, se hace presente con su Cuerpo.
Para prepararnos a la comunión podemos decirle: Ven, Señor Jesús.
Y para que el Señor nos encuentre limpios, al venir, ir a la confesión.
______________________________


Estas son las lecturas del día 29 de noviembre de 2008 .


PRIMERA LECTURA


Lectura del Libro de Isaías (63, 16b-17. 19b; 64, 2b-7)

Tú. Señor, eres nuestro padre, tu nombre es “Nuestro redentor”.
Señor, ¿por qué nos separas de tus caminos y endureces nuestro corazón para que no tema?
Míranos, por amor a tus siervos y a las tribus de tu herencia.
¡Ojalá se abriese el cielo y tú bajases, deshaciendo los montes cuando vengas!
Nunca nadie oyó ni vio un Dios, diferente de ti, que ayudase tanto al que espera en Él.
Sales al encuentro de la persona que obra la justicia y se acuerda de tus caminos.
Estabas enfadado, y nosotros fracasamos: aparta nuestras culpas, y seremos salvados.
Todos éramos pecadores, nuestra justicia era un paño manchado; todos nos secábamos como las hojas, nuestras culpas nos llevaban como el viento.
Nadie decía tu nombre ni luchaba por unirse a ti; pues nos escondías tu rostro y nos entregabas a nuestra culpa.Y, sin embargo, Señor, tú eres nuestro padre, nosotros el barro y tú el alfarero: todos somos obra de tu mano.
Palabra de Dios.

R. Te alabamos Señor.


SALMO RESPONSORIAL 79

R.-Oh Dios, que brille tu rostro y nos salve.

Pastor de Israel, escucha,
tú que te sientas sobre ángeles. brilla.
Levanta tu poder y ven a salvarnos.

R.-Oh Dios, que brille tu rostro y nos salve.

Dios todopoderoso, mira desde el cielo:
ven a visitar tu viña, la que sembraste,
y que tú hiciste fuerte.

R.-Oh Dios, que brille tu rostro y nos salve.

Que tu mano defienda a tu elegido,
al hombre que tú fortaleciste.
Nosotros estaremos contigo,
danos vida para que te llamemos.

R.-Oh Dios, que brille tu rostro y nos salve.


SEGUNDA LECTURA

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (1, 3-9)

Hermanos:
La gracia y la paz de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo estén con ustedes.
En mi oración de gracias a Dios siempre me acuerdo de ustedes, por la gracia que Dios les ha dado en Cristo Jesús. Porque gracias a Jesucristo todos han progresado en el conocimiento y en el hablar, porque en ustedes se ha probado el testimonio de Cristo.
Ustedes que esperáis la venida del Señor tenéis todos los dones. Él les ayudará a perseverar hasta el final, para que no puedan acusarle ante el tribunal de Nuestro Señor Jesucristo.Dios les llamó a participar en la vida de su Hijo, Jesucristo, Señor nuestro, ¡Y él es fiel!
Palabra de Dios.

R. Te alabamos Señor.

EVANGELIO

Lectura del santo Evangelio según san Marcos (13, 33-37)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: “Deben estar vigilantes, porque no saben cuando será el momento.
Es igual que un hombre que se va de viaje, y antes de salir de su casa, deja las cosas a sus criados a cada uno según su oficio, y al portero le manda que vigile. Estén vigilantes porque no saben cuando vendrá el amo de la casa, si por la tarde o a media noche, de madrugada o por la mañana, porque puede venir de repente y los encuentra dormidos.Estén vigilantes y en oración en todo tiempo, para poder presentarse seguros ante el Hijo del hombre. Lo que les digo a ustedes, se lo digo a todos: estén vigilantes.

Palabra del Señor.

R. Gloria a ti Señor Jesús.

-----------------------------------------

Una actitud de vida: ¡Estar atentos!


Una actitud de vida: ¡Estar atentos!
"Estén atentos y vigilen…"
El Evangelio de Marcos es un llamado a prestar atención a los signos de los tiempos, a la historia. Todo aquel que vive a la espera de su Señor, que guía la historia y los acontecimientos, tiene que aceptar sus propias responsabilidades.
La vigilancia la explican muchos pasajes del Nuevo Testamento como actitudes muy importantes: oración continua, fe y caridad incansables, también como resistencia al mal.
Es necesario estar vigilantes y saber descubrir la ocasión escogida por el Señor para salir a nuestro encuentro. El seguidor de Jesús debe estar atento a lo que el Señor quiere revelarle en los acontecimientos de cada día…
"No saben cuándo…"
El pasaje que meditamos hoy nos habla de la certeza de la venida de Cristo, aparte de toda
previsión y cálculo del tiempo de parte del ser humano.
El final de los tiempos, es decir el momento del encuentro con Cristo glorioso, debe tenerse presente constantemente, porque la vida de la persona es limitada y el Resucitado está siempre cercano.
No hay que tener miedo a este momento: ¡Hay que estar preparado para cuando llegue!
"¡Vigilen!"

XXXIV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Esta es la homilía del día 22 de noviembre de 2008.





Resumen de la homilía:

Termina el Año Litúrgico y comienza el Adviento: Tiempo de Espera.
Pilato preguntó a Jesús: “¿tu eres Rey? Yo soy Rey, para eso he venido al mundo.
Un Rey que obra siempre por amor y sólo pide amor.
Jesús se presenta como Pastor que busca y cuida la oveja perdida.
Él se preocupa por nuestros cuerpos y por nuestras almas.
Cuando venga Jesús en su gloria seremos juzgados en el amor.
Seremos juzgados por lo que hicimos y dejamos de hacer por los demás.
Al que amó mucho se le perdona mucho.
Su programa es: Vestir al desnudo, alimentar al hambriento, acoger al sin techo, curar…
La fidelidad a Dios se mide por el amor a los hermanos.
Lo que hiciste con mis pequeños hermanos conmigo lo hiciste.
Salvar al hombre completo: alma y cuerpo.
______________________________


Estas son las lecturas del día 22 de noviembre de 2008 .


PRIMERA LECTURA


Lectura del profeta Ezequiel (34, 11-12. 15-17)

El Señor Dios dice: Yo mismo buscaré a mis ovejas, igual que el pastor mira las huellas de sus ovejas cuando están separadas, igual seguiré yo las huellas de mis ovejas cuando están separadas y las salvaré. Yo sacaré a mis ovejas de todos los lugares donde se perdieron el día de la oscuridad. Yo mismo cuidaré a mis ovejas y las llevaré a comer - palabra del Señor Dios - buscaré a las ovejas perdidas, cuidaré a las enfermas, vendaré a las ovejas heridas, a las gordas y fuertes las guardaré y cuidaré bien.
Palabra de Dios.

R. Te alabamos Señor.


SALMO RESPONSORIAL 22

R.-El Señor es mi pastor, nada me falta

El Señor es mi pastor, nada me falta:
en campos verdes me acuesta.

R.-El Señor es mi pastor, nada me falta.

Me lleva a fuentes tranquilas
y cuida mis fuerzas;
me guía por caminos buenos,
por respeto a su nombre .

R.-El Señor es mi pastor, nada me falta.

Preparas una mesa para mí,
enfrente de mis enemigos,
pones perfume en mi cabeza,
y llenas mi copa.

R.-El Señor es mi pastor, nada me falta.

Tu bondad y misericordia me acompañan,
todos los días de mi vida,
y viviré en la casa del Señor
por años eternos.

R.-El Señor es mi pastor, nada me falta.


SEGUNDA LECTURA

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (15, 20-26.28)

Hermanos: Cristo resucitó después de muerto el primero de todos. Si por un hombre vino la muerte, por un hombre ha venido la resurrección. Si por Adán murieron todos, por Cristo todos vivirán. Pero cada uno en su puesto: primero Cristo; después, cuando Él venga, todos los que son de Cristo; después los últimos, cuando Dios entregue a Dios Padre su reino, una vez destruido todo reino, poder y fuerza. Cristo tiene que reinar hasta que Dios ponga debajo de sus pies a todos sus enemigos. El último enemigo destruido será la muerte. Y, cuando todo esté sometido, entonces también el Hijo se someterá a Dios, y Dios lo será todo para todos.
Palabra de Dios.

R. Te alabamos Señor.

EVANGELIO

Lectura del santo Evangelio según san Mateo (25, 31-46)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Cuando venga el Hijo del hombre en su gloria con todos sus ángeles, se sentará en su trono de gloria. Y se reunirán delante de Él todas las naciones, y separará a unos de otros, igual que el pastor separa las ovejas de los cabritos, y pondrá las ovejas a su derecha y los cabritos a su izquierda. Entonces el rey dirá a los de su derecha: “Vengan los bendecidos de mi Padre y entren a ocupar el Reino que está preparado para ustedes desde el principio del mundo. Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer; tuve sed y ustedes me dieron de beber. Pasé como extranjero y ustedes me recibieron en su casa. No tenía ropa y me vistieron. Estaba enfermo y fueron a visitarme. Estuve preso en la cárcel y fueron a verme.”
Entonces los buenos le preguntarán: “Señor, ¿Cuándo te vimos con hambre y te dimos de comer; con sed y te dimos de beber, o extranjero y te recibimos en casa, o sin ropa y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y fuimos a verte?”
El rey les dirá: “En verdad les digo que cuando lo hicieron con alguno de éstos más pequeños, que son mis hermanos, lo hicieron conmigo.”
Al mismo tiempo dirá a los que están a la izquierda: “Apártense de mí, vayan al fuego eterno preparado para el diablo y para sus ángeles. Porque tuve hambre y no me dieron de comer, tuve sed y no me dieron de beber, era extranjero y no me recibieron en su casa; no tenía ropa y no me vistieron; estuve enfermo y en la cárcel y no me visitaron.”
Ellos preguntarán: “Señor, ¿cuándo te vimos con hambre, con sed, desnudo o extranjero, enfermo o preso, y no te ayudamos?”
El rey les responderá: “En verdad les digo que cuando no lo hicieron con alguno de esos más pequeños, que son mis hermanos, no lo hicieron conmigo.Y estos irán al castigo eterno, y los buenos a la vida eterna del cielo.”

Palabra del Señor.

R. Gloria a ti Señor Jesús.

-----------------------------------------

Jesucristo, Rey del Universo


El Reino de Dios es ante todo espiritual. Su realización final está en la unión de todos los bienaventurados disfrutando de Dios en el Cielo.
Se ingresa en este Reino aceptando el mensaje del Evangelio por fe y recibiendo el Bautismo. Jesús dijo a los Apóstoles: "Vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará. El que se resista a creer se condenará"(Mc 16,15-16).
Viene a ser hijo de Dios por la verdadera participación de la vida divina. "A todos los que lo recibieron, les concedió ser hijos de Dios" (Jn 1,12). El Reino de Cristo no es de dominar la tierra. El mismo dijo a Pilato: "Mi reinado no es de este mundo" (Jn, 18,36).
Se designa el Reino de Dios con el nombre de Iglesia. Es a la vez divino y humano, terreno y celestial. Pequeño al principio como el grano de mostaza, estaba llamado a ser católico, universal, o sea, a extenderse por todo el mundo. La idea de la Iglesia como Reino universal de Dios demuestra claramente que no puede haber más que un solo Reino de Dios.
La Iglesia es Jesucristo, que vive y actúa en el mundo por sus ministros, debidamente autorizados, hasta el fin de los tiempos. Él dio a su Iglesia una forma, una organización que pudiera realizar su misión en el mundo: enseñar, dirigir y santificar las almas.
Pertenecer al Reino de Dios es lo más precioso que puede desear una persona. Debemos considerarlo como una perla que no tiene precio y, en agradecimiento, sacrificarnos por este don.
Jesucristo es nuestro Rey. Es el primogénito de toda la creación. Él es antes que todas las cosas, pues todo fue creado en Él, por Él y para Él. Es el más importante entre todas las criaturas a la vez que su Creador, perfecta imagen de Dios, el primogénito de la creación.
Es de fe que Jesucristo en cuanto Hombre tiene pleno poder espiritual para guiar por el camino de la salvación, establecer la Iglesia y los Sacramentos y conceder todas las gracias de orden sobrenatural. Cada uno de nosotros debemos esforzarnos personalmente por ser súbditos de Cristo Rey con la mayor perfección posible de mente, voluntad y corazón, porque fuimos comprados al precio de su preciosísima Sangre. Cristo es Rey del hogar y de la sociedad. Jesús nos pide creer en Él, poner en Él nuestra esperanza y amarle de todo corazón. Él nos ha dicho " El Padre ama al Hijo y pone todas las cosas en sus manos. El cree al Hijo vive de la vida eterna" (Jn 3, 35-36).

XXXIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Esta es la homilía del día 15 de noviembre de 2008.





Resumen de la homilía:

El amo de la parábola es Cristo, que se fue después de resucitar y que volverá.
El Evangelio de hoy nos invita a pensar en el uso que hacemos de los dones recibidos.
Esas gracias o dones son: Fe, Inteligencia, prudencia, voluntad, amor, paciencia, etc.
Lo importante es que Dios nos da lo que necesitamos para nuestra salvación.
Aprovechar los dones que Dios nos da es aumentar el amor y servicio a los demás.
El don de la fe es para creer lo que Dios nos ha revelado y tener total confianza en Él.
Creer que todos somos hijos de Dios y que él nos invita a amarnos unos a otros.
Dios necesita nuestra colaboración, nuestros labios para anunciar su evangelio.
Nuestras manos para seguir obrando el bien, enseñando, consolando, sirviendo.
Los que tienen fe pero no hablan, no ayudan, son como el que guardó el talento.
Al final de la vida el Señor nos pedirá cuenta de las buenas obras que hicimos.
El que pudo hacer obras buenas y no las hizo, tiene “pecado de omisión.”
______________________________


Estas son las lecturas del día 15 de noviembre de 2008 .


PRIMERA LECTURA


Lectura del Libro de los Proverbios (31, 10-13. 19-20. 30-31)

Una mujer buena y trabajadora ¿quién la encuentra?, vale mucho más que las perlas. Su marido tiene confianza en ella y tiene riquezas. Todos los días de su vida tiene ganancias y nunca pérdidas. Compra lana y lino, y los trabaja con sus manos hábiles. Ayuda a la persona necesitada y al pobre.
La belleza y la gracia desaparecen, la persona que ama al Señor es alabada. Cantarle por el éxito de su trabajo, en la plaza del pueblo todos alaban a esa mujer.
Palabra de Dios.

R. Te alabamos Señor.


SALMO RESPONSORIAL 127

R.-Feliz la persona que ama al Señor.

Feliz la persona que ama al Señor y le obedece.
Comerá el fruto de su trabajo,
serás feliz y vivirás bien.

R.-Feliz la persona que ama al Señor.

Tu mejer como un árbol de mucho fruto,
dentro de tu casa;
tus hijos como buenos frutos
alrededor de tu mesa.

R.-Feliz la persona que ama al Señor.

Esta es la bendición del hombre
que ama al Señor.
Que el Señor te bendiga,
que tu veas el progreso de Israel,
todos los días de tu vida.

R.-Feliz la persona que ama al Señor.


SEGUNDA LECTURA

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses (5, 1-6)

Hermanos: Del momento que Dios dijo, ustedes no necesitan que les escriba, porque saben bien que el Día del Señor llegará como un ladrón en la noche. Cuando los hombres se sientan en paz y seguridad, entonces, y de sorpresa, les llegará la destrucción, lo mismo que le vienen los dolores a la mujer embarazada, y no podrán escapar.
Pero ustedes, hermanos, no viven en tinieblas para que ese día no les sorprenda como un ladrón, porque todos son hijos de la luz e hijos del día. No somos hijos de la noche ni de las tinieblas. Por eso no durmamos como los demás, estemos vigilantes y vivamos despiertos.
Palabra de Dios.

R. Te alabamos Señor.

EVANGELIO

Lectura del santo Evangelio según san Mateo (25, 14-30)

En aquel tiempo, Jesús dijo esta parábola a sus discípulos: Un hombre llamó a sus empleados y les dio la responsabilidad de cuidar sus propiedades. A uno le dio cinco talentos de plata, a otro dos, a otro uno; a cada uno según su capacidad, y se fue de viaje.
Mucho tiempo después vino el amo y llamó a los trabajadores y empezó a hacer las cuentas. Vino el criado que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo: Señor, cinco talentos me diste; he ganado otros cinco.
El señor le dijo: Muy bien, eres un trabajador bueno y fiel; como has obrado bien en lo poco que te di, ahora te daré una responsabilidad más importante; pasa al banquete de tu señor. Después vino el que había recibido dos talentos, y dijo: Señor, dos talentos me diste; mira, he ganado otros dos. Su señor le dijo: Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor.
Después se acercó el que había recibido un talento y dijo: Señor, sabía que tu eres exigente; tuve miedo y fui a esconder tu talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo. El señor le respondió: Eres un empleado vago. Sabías que yo soy exigente. Pues debías haber puesto mi dinero en el Banco para que al venir yo pudiera recoger mi dinero con los intereses. Quitadle el dinero y dárselo al que tiene diez. Porque al que tiene se le dará y le sobrará: pero al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil echarlo fuera, a las tinieblas; allí será el llanto y el sufrimiento.

Palabra del Señor.

R. Gloria a ti Señor Jesús.

-----------------------------------------

Los Talentos


Los talentos no sólo representan cosas materiales, dinero. Los talentos son también las cualidades que Dios nos ha dado a cada uno: inteligencia, prudencia, voluntad, amor, etc.
Vamos a pensar en las dos enseñanzas del evangelio de hoy. La primera señala al que recibió cinco monedas y a su compañero, que negoció con dos. Cada uno debe producir al máximo según lo que ha recibido de su señor. Por eso, en la parábola se felicita al que ha ganado dos talentos, porque ha obtenido unos frutos en proporción a lo que tenía. Su señor no le pide igual que al primero, ya que esperaba de él una ganancia mayor.
Igualmente se hace a nosotros, según las posibilidades de cada persona. Hay personas que tienen gran influencia sobre los demás, otras son muy serviciales, otras, en cambio, son capaces de entregarse con heroísmo al cuidado de personas enfermas, los hay con una profesión, con un trabajo, con unos estudios, con una responsabilidad en la sociedad...Pero puede darse el caso del tercer siervo del evangelio: no produjo nada con su talento. A Cristo le duele enormemente esa forma de obrar. Se encuentra con una persona llamada a hacer un bien, aunque fuera pequeño, y resulta que no ha hecho nada. Eso es un pecado de omisión, que tanto daña al corazón de Cristo, porque es una manifestación de pereza, dejadez, falta de interés y desprecio a quien le ha regalado el talento.
Analiza tu jornada. ¿Qué has hecho hoy? ¿Qué cualidades han dado su fruto? ¿Cuántas veces has dejado sin hacer lo que debías? El que ama de verdad no pierde ninguna ocasión para aprovechar los dones recibidos del señor y hacerlos producir en bien de los demás.

XXXII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Esta es la homilía del día 8 de noviembre de 2008.





Resumen de la homilía:

Dios está en todas partes
Podemos orar a Dios en casa, en el trabajo, en la guagua. La comunidad de los cristianos necesita reunirse periódicamente. Para orar juntos, escuchar la Palabra de Dios. la Eucaristía, los Sacramentos. En el templo se reúne la Iglesia, los bautizados. En la Iglesia, por los Sacramentos, recibimos la Gracia de Dios, su vida. En el Templo nos apartamos de las cosas materiales y vivimos del espíritu. El templo es lugar de reunión cristiana y de oración. ¿Cómo debemos comportarnos en el templo?
1º Saludar al Señor, presentarle nuestras necesidades, darle las gracias.
2º La confesión, darse Paz, la Comunión; Todos unidos en el Señor.
El enfado de Jesús por convertir el Templo en un comercio.
______________________________


Estas son las lecturas del día 8 de noviembre de 2008 .


PRIMERA LECTURA


Lectura de la profecía de Ezequiel (47, 1-2, 8-9.12)

En aquellos días el ángel me llevó a la entrada del Templo y vi que brotaba agua por debajo de la puerta de la Casa: el agua corría hacia el oriente igual que la casa daba al oriente. El agua brotaba del lado sur del altar. Me hizo salir por la puerta norte y dar la vuelta por fuera hasta la puerta este: el agua corría ahora a mi derecha.
Me dijo: “Esa agua corre hacia la zona este, desciende hacia el Arabá y desemboca en el Mar Muerto para que las aguas se curen. Todo ser viviente, todo lo que se mueva por donde pase el agua se llenará de vida, allí habrá mucha pesca. Si llega el agua habrá salud y vida por donde pasen las aguas.En las orillas del río, desde el principio al fin, crecerán toda clase de árboles de frutas; sus hojas no se secarán, y tendrán fruta todo el año, gracias a esa agua que viene del santuario. La gente se alimentará con sus frutas y sus hojas son medicinales.
Palabra de Dios.

R. Te alabamos Señor.


SALMO RESPONSORIAL 45

R.-El río con sus aguas alegra la ciudad de Dios.

Dios es nuestro refugio y fortaleza,
poderoso defensor en el peligro.
Por eso, si hay temblores de tierra
y los montes caen en el mar no tememos.

R.-El río con sus aguas alegra la ciudad de Dios.

El correr de las aguas alegra la ciudad de Dios,
el Señor está con nosotros.
Teniendo a Dios con nosotros no teme,
Dios la defiende al nacer el día.

R.-El río con sus aguas alegra la ciudad de Dios.

El Señor está con nosotros,
Nuestra fortaleza es el Dios de Jacob.
Vengan a ver las obras del Señor,
las maravillas que hace en la tierra:
pone fina a la guerra en el mundo.

R.-El río con sus aguas alegra la ciudad de Dios.


SEGUNDA LECTURA

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (3, 9c-11.16-17)

Hermanos: Vosotros sois edificio de Dios. De acuerdo con el don que Dios me ha dado, yo,
como buen arquitecto, puse la base, otro construye el edificio. Mire cada uno como construye. Nadie puede poner otro cimiento diferente al que ya está puesto, que es Jesucristo
¿No sabéis que sois templos de Dios y que el Espíritu de Dios está en vosotros? Si alguna persona destruye el templo de Dios, Dios lo destruirá e él; porque el templo de Dios es santo:ese templo sois vosotros.
Palabra de Dios.

R. Te alabamos Señor.

EVANGELIO

Lectura del santo Evangelio según san Juan (2, 13-22)

Estaba cerca la Pascua de los judíos, y Jesús subió a Jerusalén. Y vio en el templo a los vendedores de bueyes, ovejas, y palomas, y a los cambistas de dinero sentados; y, haciendo un látigo de cuerdas, los echó a todos fuera del templo, ovejas y bueyes; y a los cambistas les derramó las monedas y les tiró las mesas; y a los que vendían palomas les dijo:”Quiten todas estas cosas de aquí y no hagan de la casa de mi Padre un mercado.” Sus discípulos se acordaron de lo que está escrito: “El celo de tu casa me devora.”
Jesús les enseñaba diciendo: “Está escrito: Mi casa será llamada casa de oración para todas las personas.” ¡Pero ustedes han convertido el Templo en casa de ladrones!”
Los judíos le preguntaron: “¿Qué pruebas de autoridad tienes para expulsarnos del Templo?”
Jesús les respondió: “Destruyan este Templo y yo en tres días lo edificaré otra vez.”Los judíos le dijeron: “Cuarenta y seis años tardaron en construir el Templo, y ¿tú lo vas a construir en tres días?” Pero Jesús les hablaba del templo de su cuerpo. Y cuando resucitó de entre los muertos, los discípulos se acordaron de lo que había dicho, y dieron fe a la Escritura y a la Palabra que había dicho Jesús.

Palabra del Señor.

R. Gloria a ti Señor Jesús.

-----------------------------------------